El Martirio del Profeta Jose Smith


 Martirio de José Smith

 

El consejo de la ciudad de Nauvoo autorizó la destrucción de una imprenta que había estado publicando mentiras acerca de la Iglesia Mormona. Esto enfadó a los vecinos no miembros de la Iglesia y se armó un disturbio. El 24 de junio de 1844, los dieciséis miembros del consejo de Nauvoo fueron arrestados por instigar un disturbio. Todos fueron puestos en libertad al día siguiente excepto José Smith y su hermano Hyrum, que permanecieron en la cárcel tras haber sido acusados de traición. A John Taylor y Willard Richards se les permitió quedarse con José y Hyrum. El gobernador prometió que si se sometían al arresto e iban a Carthage, él los protegería. José Smith presintió que no estaría fuera del peligro en Carthage e hizo planes con Hyrum de salir de Nauvoo. Emma le pidió que regresara a Nauvoo porque se estaba diciendo que él era cobarde. José y Hyrum regresaron y viajaron a Carthage. En Carthage, José recibió amenanzas varias veces.

La mañana del 27 de junio de 1844, mientras estaba en la cárcel de Carthage, José escribió una carta a Emma en la que decía: “Estoy resignado a mi suerte, sabiendo que estoy justificado, y he hecho lo mejor que se pudo hacer. Mi amor a los niños y a todos mis amigos…que Dios los bendiga.” Ese día el carcelero permitió que los hombres se quedaran en el cuarto de arriba en vez de la cárcel porque creía que estarían más cómodos allí.

En la tarde, los cuatro hombres en la cárcel, José, Hyrum, John Taylor y Willard Richards se sentían deprimidos. Pidieron que John Taylor cantara el himno “Un pobre forastero.” Poco después de las 5 de la tarde, justo cuando estaba terminando de cantar, un populacho de entre ciento cincuenta y doscientos hombres, con las caras pintadas de negro, llegaron a la cárcel. Invadieron la cárcel. Los cuatro hombres trataron de detenerlos, pero el populacho comenzó a disparar a través de la puerta. Hyrum recibió un tiro en el lado izquierdo de la cara. Cayó exclamando: “¡Soy hombre muerto!” José se apoyó en su hermano y dijo: “¡Oh querido hermano Hyrum!” con la tristeza evidente en su rostro. José disparó tres veces a través de la puerta. Después de disparar José se dio la vuelta hacia la ventana. José Smith fue herido en la espalda dentro de la celda y en el pecho por un tiro que venía desde afuera. Cayó muerto desde la ventana hacia afuera. John Taylor fue herido en la muñeca, la rodilla izquierda y la cadera. Una bala que hubiera tomado su vida le dio a su reloj de bolsillo. Willard Richards salió ileso; una bala sólo rozó su oreja.

El populacho salió para asegurarse de que José estaba muerto. Cuando el populacho salió, Willard Richards escondió a John Taylor, por que esperaba que regresaran. El hermano del profeta, Samuel, se enteró de las amenazas en contra de José e iba rumbo a Carthage. Llegó esa misma noche y fue el que escribió la carta a Nauvoo con las noticias de la muerte del profeta y su hermano Hyrum. El viaje hacia Carthage de Samuel fue rápido y sufrido ya que a él también lo perseguía un populacho. Poco tiempo después, Samuel también murió de complicaciones a las heridas que recibió el 27 de junio.

La Iglesia compró la cárcel de Carthage por cuatro mil dólares cuando Joseph F. Smith era el presidente. El edificio ahora ha sido restaurado y está abierto al público.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Jose Smith, Liderazgo, Sacerdocio, Santidad, Servicio y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s